Proyectos

Guardería Pequeños Angelitos

A partir del año 2010 FamiPaz inició su apoyo a la Guardería Pequeños Angelitos, la cual estaba ubicada en la Calle 165 No 15-77, en la cual más de treinta niños y niñas fueron cuidados en un sencillo lugar que ofrecía primordialmente Amor y Respeto. 

Estos niños y niñas hijos principalmente de madres solteras, encontraron en la Guardería la posibilidad de no estar solitos en sus casas cuidando de sí mismos o de sus hermanos y aprendieron a compartir, a respetar a los demás y a amarse a sí mismos y a los otros.

FamiPaz, adelantó actividades encaminadas a fortalecer el trabajo realizado en la Guardería y lideró procesos que condujero no a la recolección de fondos para mejorar las condiciones de cuidado de estos niños y niñas, a partir principalmente de tres líneas estratégicas:

Plan padrinos 

Las personas se vincularon a la Guardería a través de una donación mensual apadrinando a uno de los pequeños de la Guardería, estos recursos se invirtieron en: una dieta más balanceada; compra de materiales didácticos y recreativos y adquisición de muebles.

Bonos de donación

Esta estrategia se encaminó a recolectar fondos para mejorar la infraestructura donde se encontraban los niños y niñas, pues se requirió un espacio más amplio, con salones que permitan agruparlos por edades, que ofreciera una zona de aseo separada para niños y niñas, comedor, y cocina equipada y una zona verde donde los  los niños y niñas  pudieran hacer ejercicio y tomar el sol. Los bonos iniciaban con un valor de $100.000 y van hasta los $500.000. Aquellas personas que quisieran apoyar la obra a través de los Bonos de Donación recibían un certificado expedido por FamiPaz

Actividades 

Acogiendo las iniciativas de los padres de los niños y las niñas de la guardería y de los amigos que se unieron  a esta obra, se organizaron de manera periódica diferentes actividades que permitieron fortalecer la labor de la guardería, recaudar fondos y consolidar opciones de ingreso a las familias beneficiarias de la guardería. Se inició con la realización de talleres para fortalecer las relaciones familiares, la resolución pacífica de los conflictos y la educación sin violencia.

Otra actividad fue gran venta de ropa ligeramente usada, donde prendas de vestir fueron donadas por amigos y conocidos, se clasificaron y adecuaron para la venta y con el apoyo de miembros de la comunidad de Toberín se realizó la venta los días sábado, en el mismo espacio de la guardería. Otras actividades fueron rifas, bingos y fiestas.